En la oscuridad con Lanegan

de

Muchas veces los mejores conciertos son los que empiezan con un correo. “oye, tú, vete a ver a este tipo que no lo hace mal”.  Y coges y te vas, a menudo sin… Sigue leyendo